¿En qué consiste el justo título?

La Corte Suprema de Justicia de la República
La Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente

Resumen de la
Casación N.° 61-2018, Lima Este

Demanda

Los demandantes interponen demanda de prescripción adquisitiva de dominio, en mérito a los siguientes argumentos: a) los demandantes adquirieron la posesión del área sub litis, en virtud del contrato privado de transferencia de posesión suscrito por su anterior poseedora, quien declara ejercer la posesión hace doce años conforme a la Certificación N.º 015-86 otorgada por la Administración Técnica del Distrito Agropecuario de Chosica; b) los demandantes alegan que vienen poseyendo el predio de forma continua, pacífica, pública y de buena fe durante diecisiete años; c) durante el tiempo que los demandantes vienen poseyendo el predio la demandada no ha realizado acto o proceso judicial que perturbe su posesión pacífica.

Mediante escrito se modifica la demanda en la siguiente forma: (1) Respecto al plazo de prescripción, tratándose de predios rústicos o de uso agropecuario el tiempo es de cinco años; y, (2) ofrecen como medios probatorios la inspección judicial en el predio y adjuntando documentos con los cuales pretenden acreditar la posesión. 

Contestación de la demanda

La demanda es contestada, bajo los siguientes argumentos: a) hace dos años se ha viene tramitando la demanda de desalojo por ocupación precaria contra los demandantes; b) los demandantes no tienen posesión pacífica, debido a que mediante carta notarial se les ha pedido se retiren del predio; c) se ha presentado tachas con el contrato privado de transferencia de posesión por carecer de fecha cierta y porque nunca fue público, d) los demandantes no ocupaban el predio, conforme señala la inspección llevada a cabo por COFOPRI; y, e) la declaración de los testigos no pueden validarse, debido a que trabajan para los demandantes.

Primera instancia

Se declaró fundada en parte la demanda, bajo los siguientes argumentos: (a) si bien el contrato privado de transferencia de posesión fue tachado, dicha tacha fue declarada improcedente, por lo tanto, acredita el inicio del ejercicio del derecho de posesión de los demandantes, además constituye justo título; (b) los actores han cumplido con indicar la fecha en que ingresaron al bien, así como la descripción del inmueble materia de litis, especificando sus referencias perimétricas y linderos; c) la declaración de los testigos confirman el inicio de la posesión de modo público y pacifico de los demandantes; y d) los demandantes han cumplido sus obligaciones de pago del impuesto predial, el pago del servicio de agua.

Segunda instancia

Se revocó la sentencia de primera instancia y se declaró infundada bajo los siguientes fundamentos: a) el Juez de primera instancia, de manera errada, funda su decisión en documentos que no acreditan la posesión; b) el contrato privado de transferencia de posesión es un contrato que sobre transferencia de derechos posesorios y no sobre derecho de propiedad, el mismo que carece de fecha cierta que permita determinar la veracidad de su fecha su suscripción, no permitiendo determinar el tiempo de la posesión que se alega; c) las declaraciones de autoevalúo no acreditan el tiempo de la posesión; y, d) no se cumple con el requisito de la posesión pacífica debido a las cartas notariales, así como de lo declarado por los propios demandante sobre existencia de un proceso judicial de desalojo en trámite entre las mismas partes.

Corte Suprema de Justicia de la República

El justo título previsto en el artículo 950 del Código Civil conlleva la existencia de un acto jurídico mediante el cual se transmite la propiedad, pero por determinadas causas resulta ineficaz, lo que excluye aquellos casos en los que solamente se transmite la posesión.

La Sala Superior ha señalado de forma errónea que no se cumple con el requisito de la posesión pacifica, en base a documentos como la carta notarial del y la existencia de un proceso de desalojo, sin embargo, esa apreciación errónea no debilita los otros argumentos de la Sala Superior.

Decisión

Se declaró infundado el recurso de casación interpuesto por la sucesión procesal del demandante; en consecuencia, no casaron la sentencia de vista.

Descarga la casación aquí

Compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email

Enlaces relacionados

Deja una respuesta