¿Es necesario que concurran todos los elementos del artículo 950 del Código Civil?

Corte Superior de Justicia de la República
Sala Civil Transitoria

Resumen de la
Casación N.º 2752-2017, Lima Norte

Demanda

Se interpone demanda de prescripción adquisitiva de dominio con el fin de que se declare la propiedad del inmueble ubicado en San Martín de Porres, el cual está inscrito a nombre de la demandada “Asociación de vivienda trabajadores adjudicatarios de la hacienda pro”, bajo los siguientes argumentos: a) la demandante se encuentra en posesión de dicho inmueble desde el 15 de noviembre de 1989, siendo este un terreno sin propietario que lo reclame como suyo, y ejerció dicha posesión de manera continua, pacífica, pública y como propietaria; y, b) ha aportado una cuota voluntaria para los gastos administrativos a favor del asentamiento, con ello la demandada reconoce la buena fe de los pobladores de dicho asentamiento, realizando una oferta de venta, mas no la restitución del mismo.

Contestación

La demandada “Asociación de vivienda trabajadores adjudicatarios de la hacienda pro”, contesta la demanda bajo los siguientes argumentos: a) la demandante, en conjunto con otras personas, invadieron y usurparon un área de mayor extensión que el de la demandada, generando denuncias, lo cual comprueba que su posesión no es pacífica; y, b) existen actas entre la junta directiva del asentamiento en las cuales la demandante reconoce como propietaria a la demandada.

Primera instancia

El Juzgado Civil del Módulo Básico de los Olivos de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte, declaró INFUNDADA la demanda, bajo los siguientes argumentos: a) Se llegó a un acuerdo para la venta de los lotes a favor de los moradores de dicho asentamiento, así como la formalización de la propiedad, suscribiéndose contratos de compraventa individuales con cada uno de los ocupantes, conforme al padrón y estatutos, con la intervención de COFOPRI, a un precio acordado por las partes; b) para la demandante, en su condición de miembro integrante del asentamiento, le resultan exigibles todos los acuerdos con los pobladores, en los cuales se reconoce el derecho de propiedad de la demandada sobre los terrenos que invadieron; y, c) dentro de los documentos actuados constan cartas notariales en las cuales la demandada, en su condición de propietaria, ha venido requiriendo a la demandante la restitución del predio, no cumpliendo con la posesión pacífica que exige el artículo 950 del Código Civil.

Segunda instancia

La Sala Civil Permanente de la Corte de Justicia de Lima Norte, resuelve CONFIRMAR la sentencia de primera instancia que declara INFUNDADA la demanda, bajo los siguientes argumentos: a) de acuerdo al acta de entrega, la asociación siempre estuvo en posesión del área total del terreno; b) si bien fue invadida, la asociación reclamó la restitución del terreno, entendiéndose que no era un terreno abandonado como lo sostiene la demandante, resultando evidente que la posesión de la demandante sobre el terreno de litis, no cumple con el requisito de pacificidad; y, c) tampoco ha estado en posesión del inmueble materia de litis como propietaria, porque los directivos del asentamiento reconocieron a la demandada como propietaria del predio.

Corte Suprema de Justicia

Respecto a la posesión como propietaria alegada por la demandante, se observa que ha estado en posesión por más de diez años, sin embargo, existen actas donde los integrantes del asentamiento, del que la demandante formaba parte, reconocen como propietaria a la demandada, en consecuencia, no se cumple el requisito de actuar como propietaria.

En relación a la posesión pacífica, existen requerimientos por parte de la demandada, tales como las cartas notariales y un acta de conciliación extrajudicial por inasistencia de una de las partes, en donde se evidencia que la demandada, en su condición de propietaria del bien materia de litis, ha venido requiriendo a la demandante la restitución del predio; en consecuencia, ha existido requerimiento extrajudicial por lo que se infiere que la demandada ha cuestionado la posesión que viene ejerciendo la demandante, quedando claramente establecido que la ocupación del predio no fue pacífica.

En conclusión, la Sala Suprema comparte el criterio expuesto por el Juez a quo cuando señala que la demandante ha ejercido posesión por más de diez años, sin embargo, no ha acreditado que ésta haya sido pacífica y como propietaria, respecto del inmueble materia de litis.

Sentencia

Se declaró INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por la demandante; en consecuencia, NO CASARON la sentencia de vista.

Compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email

Enlaces relacionados

Deja una respuesta