¿El demandante está obligado a invitar a conciliar si durante el proceso toma conocimiento de la existencia de más poseedores del bien?

La Corte Suprema de Justicia de la República
La Sala Civil Transitoria

Resumen de la
Casación N.° 3391-2017, Arequipa

Demanda

Se interpone demanda de desalojo por ocupación precaria, bajo el siguiente fundamento: adquirieron la propiedad materia de litigio de su antiguo propietario, Roy Soncco, teniendo conocimiento de la existencia de un proceso de desalojo, el cual culminó con el lanzamiento, sin embargo, la demandada volvió a introducirse en el bien, motivo por el cual se solicitó nuevamente el lanzamiento, pero para ello deberán nuevamente presentar una demanda sobre desalojo.

Contestación

La demanda es contestada bajo los siguientes fundamentos: a) los demandantes nunca invitaron a los ocupantes a conciliar; b) la demandada y su familia no son poseedores precarios porque, mediante una sentencia, sus suegros y poderdantes fueron declarados herederos del inmueble materia de litis; c) la demandada ingresó al inmueble en calidad de familiar y luego en calidad de apoderada de sus suegros y propietarios del bien; d) su cuñado había adquirido el bien de la Empresa Nacional de Edificaciones; e) la demandada, junto con su familia, posee el inmueble por más de treinta años; f) los demandantes no tienen derecho a la restitución, debido a que no son propietarios, arrendadores ni administradores.

Litisconsortes necesarios pasivos

El juez incorporó al proceso a Jersey Flores, Andi Magaño y Yosibel Soncco, en calidad de litisconsortes necesarios, quienes mediante escrito solicitaron la nulidad de todo lo actuado. Contestan la demanda bajo los siguientes fundamentos: a) conforme se advierte del acta de conciliación, el único solicitante es Jorge Ardiles y como única invitada es la demandada, María Muñoz, siendo evidente la falta de interés para obrar, ya que los dos demandantes debieron solicitar la reunión y se debió de invitar a los tres demandados; y, b) los demandantes no acreditaron ser propietarios del inmueble.

Primera instancia

El Ad quo declaró fundada la demanda, en mérito a los siguientes argumentos: a) los demandantes acreditaron a ser los propietarios del inmueble con la inscripción del bien; b) con la contestación de la demanda y la inspección judicial, queda acreditado que la demandada y los litisconsortes necesarios pasivos se encuentran en posesión del bien materia de litis; y, c) el título presentado por la demandada no se traduce en un documento físico donde conste ello, su alegación no puede ser oponible al derecho de propiedad inscrito de los demandados, conforme lo establece el artículo 2022 del Código Civil.

Segunda instancia

El Ad quem confirmó la sentencia de primera instancia, en base a los siguientes documentos: a) al haberse incorporado como litisconsortes en el proceso, no resulta exigible la conciliación extrajudicial, ya que esta es exigible previo a la interposición de la demanda; b) los demandados estaban en la obligación de demostrar que los demandantes tenían conocimiento sobre la existencia de los ocupantes del inmueble materia de desalojo, en mérito al artículo 196 del Código Procesal Civil; y, c) la demandada no acreditó con documento o instrumento idóneo la posesión sobre el predio.

Corte Suprema de Justicia

Los litisconsortes necesarios sostienen que debieron ser invitados a conciliar, sin embargo el Tribunal Supremo sostiene lo siguiente: a) el demandante cumplió con la invitación a conciliar a quien él conocía que estaba en posesión del inmueble, asimismo, no se acreditó que los demandantes tenían conocimiento que otras personas también vivían en el inmueble; b) los litisconsortes necesarios fueron incorporados al procesos a raíz de una inspección judicial, siendo imposible que los demandantes les inviten a conciliar; c) el juez, en virtud al artículo 95 del Código Procesal Civil, suspendió el proceso, a fin que se establezca la relación jurídica procesal, por tanto, los litisconsortes fueron notificados con la demanda, permitiendo que ejerzan su derecho a la defensa; d) se aprecia de la contestación de la demanda que los litisconsortes no tenían la intención de conciliar.

Respecto a los títulos presentados por la demandada, la Corte manifiesta que: a) el bien materia de litis le pertenecía a Eloy Soncco; b) los señores Giraldo Soncco y Tomasa Chuctaya, mediante sentencia, fueron declarados herederos de Eloy Soncco; c) la sentencia fue inscrita en el registro de sucesiones de Cusco, pero dicha inscripción no fue trasladada al registro de predios; d) Roy Soncco fue declarado como único y universal heredero de Eloy Soncco, mediante acta notarial, inscribiéndose en registro de predios; e) Roy Soncco transfirió el bien a los demandantes mediante escritura pública; f) Roy Soncco interpuso una demanda sobre desalojo por ocupación precaria contra la demandada; g) en el proceso de desalojo se determinó que la demandada tenía la condición de ocupante precarios; y, h) la demandada no acreditó que los señores Giraldo Soncco y Tomasa Chuctaya le hayan otorgado la posesión del inmueble.

Decisión

Se declara infundado el recurso de casación interpuesto por la demandada; en consecuencia, no casaron la sentencia de vista.

Descarga la casación aquí

Compartir:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pinterest
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email

Enlaces relacionados

Deja una respuesta